Oncología: La comunicación con los demás

Ahora que se enfrenta a un tratamiento para el cáncer, quizás tenga inquietudes que quisiera compartir. Aunque desee hablar del asunto, tal vez no sepa por dónde empezar. Estas ideas pueden ayudarle.

Hombre y mujer hablando.
Sea abierto y honesto con sus seres queridos respecto de sus necesidades.

Si prefiere hablar del asunto

Tal vez usted intuya que sus allegados quieren saber más acerca de lo que le está sucediendo. O quizás piense que contarles sobre su situación le ayudará a superar sus propias emociones. He aquí algunas sugerencias que le prepararán para hablar.

Sea abierto y franco

La gente estará más dispuesta a ayudarle si se enteran de lo que usted está viviendo. Hable abiertamente y con franqueza de su enfermedad, el tratamiento y cómo se siente. Y si se ofrecen a ayudarle, dígales cómo pueden asistirle.

Hágalos sentirse a gusto

Es posible que la gente tenga miedo de decir o hacer algo equivocado. Asegúreles que sus demostraciones de cariño son de gran ayuda, y que muy probablemente no exista el comentario “perfecto”.

Prepárese para ver reacciones diferentes

Cada persona tiene su propia forma de reaccionar. Algunos podrían enojarse; unos podrían negarse a seguir escuchando, otros podrían actuar con demasiado optimismo. Entienda que tienen buenas intenciones. A menudo, la gente no sabe qué decir cuando se enfrenta a alguien que tiene una enfermedad grave.

A los familiares y amigos

  • Déjeles saber si usted no quiere ser presionado a hablar.

  • Déjeles saber si siente enfadado acerca de la situación y que no lo deben tomar a nivel personal. Cuando sienta rabia cuénteles si le ayuda que le escuchen.

  • Déjeles saber que los comentarios como “No te preocupes, ya verás que todo saldrá bien”  pueden parecer comentarios vacíos sin ningún significado. Si ellos no saben qué decir, coménteles que está bien que simplemente lo digan.

  • Encuentre la manera de decirles a sus familiares y amigos cuando necesite ayuda, como que lo lleven a las citas médica o que lo asistan con las tareas domésticas.

Si prefiere ser reservado

Usted tiene derecho a decidir si en efecto quiere hablar abiertamente sobre su cáncer y el tratamiento.

  • Piense en sí mismo. Tómese su tiempo para absorber la información antes de compartirla con los demás.

  • Otras personas, especialmente sus allegados, podrían estar ansiosas de hablar antes de que usted esté dispuesto. Dígales que todavía no desea hablar del asunto.

  • Algunas familias alientan la comunicación abierta, mientras que otras no. Tal vez le convenga buscar a personas que no sean de su familia con quienes se siente a gusto hablando.

  • En esta época podría serle de mayor utilidad hablar con una persona que no sea tan cercana a usted, como por ejemplo un consejero.

  • No se aparte de sus amigos y familiares si le está costando comunicarse con ellos. Tenga presente que, independientemente de lo que usted decida decirles, ellos pueden ser una gran fuente de consuelo.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.